Abdominoplastia en Valencia

Recuperar un vientre plano es el objetivo que conseguimos alcanzar mediante una abdominoplastia. Eliminación del exceso de piel y de grasa y corrección de la flacidez muscular se realizan conjuntamente para obtener una silueta atractiva.

Esta cirugía es la más efectiva para eliminar la piel en exceso de la zona abdominal y reparar la debilidad muscular. Con un cuidado adecuado en la recuperación, los resultados son permanentes.

La cirugía del abdomen o abdominoplastia tiene como objetivo corregir el exceso de piel y grasa existente en la región abdominal como consecuencia de cambios de peso o embarazos así como la eliminación de estrías y la corrección de la debilidad de la musculatura abdominal que habitualmente los acompaña.

El resultado es un abdomen plano, firme y una cintura estilizada.

Dependiendo de tus características y necesidades, una abdominoplastia puede llevarse a cabo siguiendo diferentes métodos: abdominoplastia, miniabdominoplastia u otras formas, como la cicatriz en forma de T invertida, y utilizando diferentes clases de anestesia, general –la más habitual–, local asistida o raquianestesia.

La duración de una abdominoplastia suele estar comprendida entre 2 y 3 horas.

Tras practicar una incisión se procede a tensar los músculos del abdomen, eliminando la piel sobrante y grasa, logrando crear una pared abdominal firme y una cintura notablemente más estrecha, y reubicando el ombligo en una posición natural.

Esta intervención puede combinarse con otras cirugías como la cirugía de brazos o la cirugía de mamas, en pacientes que hayan perdido peso tras haberse sometido a una cirugía bariátrica.

Cualquier persona que quiera eliminar la acumulación de grasa o exceso de piel en la zona abdominal, a pesar de dieta o ejercicio físico. También son buenas candidatas aquellas mujeres que han perdido un vientre plano, con la aparición de estrías en la piel, como consecuencia de uno o varios embarazos.

La duración de la hospitalización puede variar de entre unas horas a 2 días, dependiendo del tipo de abdominoplastia realizada o si se ha llevado a cabo en conjunto con una liposucción o cualquier otra operación, como una cirugía de brazos o una cirugía de mamas. Es completamente normal la sensación de molestia e hinchazón durante los primeros días después de la intervención.

Te aconsejamos que, durante los siguientes 7 a 10 días, evites la realización de esfuerzos y empieces a caminar lo antes posible. La retirada de los puntos no será necesarias ya que son reabsorbibles. Te facilitaremos una faja abdominal que deberás llevar día y noche durante un mes y que te ayudará a reducir la inflamación.

Generalmente, la reincorporación al trabajo se produce tras 2 o 4 semanas desde la operación.

Los resultados comienzan a observarse inmediatamente tras la intervención, aunque no será hasta la maduración completa de la cicatriz, a partir de los 10 meses tras la intervención, que estos resultados serán completamente definitivos.

En nuestra clínica de cirugía plástica y medicina estética DRJM en Valencia, estamos abiertos a cualquier consulta. Te ofreceremos toda la información que necesites, mostrándote fotografías del antes y después de la intervención, y resolveremos todas tus dudas acerca de los tratamientos.

En caso de ser necesario, te mostraremos el resultado aproximado de la intervención mediante un programa de simulación virtual, ayudándote a determinar qué es lo que buscas con la operación.

En esta consulta te informaremos también sobre los precios y modalidades de pago.