Conoce 10 cosas que seguramente no sabías sobre la rinoplastia



La rinoplastia es una de las intervenciones quirúrgicas más demandadas por parte de los ciudadanos Sentirse más atractivo o atractiva es posible gracias a la medicina estética, que ha conseguido consolidarse gracias a los avances que han habido en ella. Acudir a un especialista de calidad y confianza es sumamente importante para ello, puesto que la nariz es la carta de presentación de cada persona y condiciona en gran medida el aspecto. Hoy, desgranamos 10 curiosidades sobre ella para despejar dudas y conocer mejor esta intervención.

Uno de los tratamientos con mayor riesgo

Uno de los aspectos más importantes a destacar, es el riesgo que existe en ella. El primer motivo, es porque nos puede cambiar el aspecto del rostro y el segundo, es por la intervención de las estructuras que hay en la nariz: músculo, la piel, cartílago, hueso, tejido fibrograso y mucosa.

  1. Generalmente, es frecuente que exista necesidad de una reintervención a partir del primer año. En principio, no debería tener una duración mayor a diez minutos y se realiza con anestesia local. Esta es una de las cuestiones que más incertidumbre genera en los pacientes y hay que tener en cuenta, que dependerá de cada caso.
  2. Por otro lado la diferencia entre rinoplastia y rinomodelación reside en que la primer necesita quirófano y anestesia general para cambiar la forma y estructuras nasales. Por otro lado, la rinomodelación se dedica a corregir fallos, sin atacar el hueso. Por ello, no se requiere anestesia general ni ingreso hospitalario.
  3. Los procedimientos de rinomodelación no sirven para modificar todos los defectos estéticos de la nariz, únicamente los que no necesiten intervención en el hueso.
  4. Las razones por las que se postula como una de las operaciones estéticas más demandadas, suelen guardar relación con motivos estéticos y funcionales. Se trata de la zona más visible de una persona y además, tiene mucha relación con numerosos problemas respiratorios. Si existe un motivo en el que se aúnan ambas razones, es posible realizar una intervención conjunta.
  5. Uno de los temas que más preocupa a los adolescentes es la edad a la que pueden someterse a esta intervención. No existe una fecha concreta para ello, pero lo ideal es realizarla a partir de la mayoría de edad, es decir, los 18 años.
  6. Respecto al postoperatorio, es indoloro. Sin embargo, sí que resulta algo farragoso. Agobia por el hecho de tener la escayola y los morados, aunque la absorción de ellos es rápida. La escayola se puede retirar generalmente en una semana.
  7. Respecto a cuándo poder hacer vida normal, hay que decir que el hospital suele abandonarse el día siguiente generalmente. A la semana, será posible volver a hacer las rutinas, pero no es conveniente hacerlo antes por la escayola.

¿Cuáles son los tipos de rinoplastia?

  1. En cuanto a los tipos de rinoplastia, hay que destacar las cerradas y las abiertas, según se realicen incisiones en le interior o exterior de la nariz. En la abierta, se realiza una cicatriz que no es visible y que cruza ambas fosas nasales. En cambio, la cerrada se realiza dentro de la nariz.
  2. Por lo que respecta a los resultados, no podemos apreciar los definitivos hasta dentro de un año en caso de realizar reintervenciones. El tejido vivo modificado debe adaptarse al hueso.
  3. Un error muy común en los pacientes es acudir con la idea de hacerse la nariz de alguien famoso. No es nada aconsejable puesto que cada nariz le irá mejor a una persona conforme a sus rasgos. Cada rostro es distinto y puede imitarse, pero nunca copiarse, puesto que la cara se compone de distintos elementos que conjugan mejor con un tipo de nariz.

Ahora que conoces las curiosidades de la rinoplastia, es el momento para acudir al especialista y obtener mayor información sobre la operación y qué tipo de intervención te puedes realizar, para así sentirte mejor por dentro por fuera.





VOLVER