Otoplastia en Valencia

El despegamiento excesivo de las orejas provoca, sobre todo en la edad infantil, complejos e insatisfacción. Con esta técnica, y dejando las cicatrices ocultas, podemos devolver la posición natural de las orejas y mejorar la autoestima, sea cual sea la edad del paciente.

Tras la intervención, con unos resultados permanentes, los pacientes recuperan de forma inmediata la confianza y la autoestima.

La otoplastia o cirugía de orejas es la operación que se realiza para cambiar la forma de tus orejas, proporcionándoles un aspecto natural y armónico. Es un procedimiento especialmente recomendado para corregir las orejas de soplillo u otro tipo de malformaciones congénitas.

Una de las principales ventajas de esta intervención es que cualquier cicatriz residual quedará oculta detrás de las orejas, quedando prácticamente invisibles y siendo innecesaria la utilización de maquillaje para disimularlas.

Mediante la manipulación y remodelado adecuados del cartílago, devolvemos a la oreja su forma y posición naturales. Todo ello, a través de una incisión en la parte posterior de la oreja, por lo que la cicatriz quedará completamente oculta.

El tipo de anestesia utilizada –local o general– puede variar en función de la edad del paciente. La duración de la intervención suele oscilar entre 45 y 60 minutos.

Son muy pocas las complicaciones que pueden ocurrir tras esta cirugía, y los resultados suelen ser permanentes y excelentes.

A los 6 años, las orejas han completado su desarrollo. Es a partir de esa edad cuando está indicada la cirugía de las orejas prominentes, tras el debido estudio y consentimiento de los padres. Aunque es una cirugía que puede realizarse a cualquier edad, en niños varones la cirugía suele realizarse de forma más temprana que en las niñas.

Tras una cirugía de orejas podrás volver a casa en apenas unas horas. Deberás tener especial cuidado en no retirarte el vendaje que te apliquemos para modelar cada parte de la oreja, logrando así que cicatrice en la posición adecuada. En cualquier caso, sólo tendrás que permanecer uno o dos días con él.

Posteriormente, durante un periodo de un mes, es recomendable que lleves puesta para dormir una cinta elástica que nosotros mimos te facilitaremos y evitará que la oreja se pliegue hacia adelante.

Tras retirar el vendaje, podrás apreciar tus orejas en la posición deseada, aunque puedan presentar un aspecto inflamado. Tras unos pocos días, la inflamación va desapareciendo y la oreja recobra su forma completamente natural.

En nuestra clínica de cirugía plástica y medicina estética DRJM en Valencia, estamos abiertos a cualquier consulta. Te ofreceremos toda la información que necesites, mostrándote fotografías del antes y después de la intervención, y resolveremos todas tus dudas acerca de los tratamientos.

En caso de ser necesario, te mostraremos el resultado aproximado de la intervención mediante un programa de simulación virtual, ayudándote a determinar qué es lo que buscas con la operación.

En esta consulta te informaremos también sobre los precios y modalidades de pago.