Lifting facial

Devolver un aspecto más joven es posible mediante la reposición de las distintas estructuras de la cara y del cuello en una posición correcta. La combinación de distintas técnicas, aplicadas mediante experiencia y el conocimiento de la belleza, permite obtener unos excelentes resultados.

¿Qué es el lifting facial?

El lifting facial repone las distintas estructuras que componen la cara, en una situación perdida tras el paso del tiempo, proporcionando un efecto de rejuvenecimiento y vitalidad al rostro.

El envejecimiento es la consecuencia natural del paso del tiempo. Sus secuelas, la exposición prolongada a los rayos solares o el estrés de la vida cotidiana se hacen especialmente patentes en la cara y el cuello, provocando surcos y pliegues que hacen que la expresión pierda definición. Todos estos efectos pueden remediarse notablemente mediante un lifting.

 

El lifting facial es un tratamiento que no quita años pero ayuda a mejorar el aspecto y a recuperar los puntos de luz y los relieves faciales, proporcionando un efecto de rejuvenecimiento y vitalidad que el tiempo había hecho desaparecer, aplicando este tratamiento para el estiramiento facial de cara y cuello.

 

A la intervención quirúrgica para el estiramiento facial se le llama ritidectomía. También existen muchas técnicas no quirúrgicas para el tratamiento del envejecimiento facial, como puede ser el lifting sin cirugía. El cirujano le indicará qué tipo de intervención es la más conveniente de acuerdo con sus necesidades y expectativas.

¿En qué consiste el procedimiento del lifting facial?

Los signos de envejecimiento facial suelen ser progresivos. Se inician en la zona periocular (alrededor de los ojos) y van descendiendo paulatinamente pasando por las distintas regiones de la cara hasta alcanzar el cuello. Esto implica que el proceso quirúrgico varíe en función de las áreas de la cara que se quieren mejorar, el énfasis en las zonas más afectadas, la colocación y extensión de las incisiones, el uso o no de técnicas complementarias (cirugía de párpadosaumento de pómulos, etc.) y la duración de la operación.

 

Un lifting se realiza en una sola intervención. Tras un estudio preoperatorio minucioso en el que se discuten las expectativas del paciente y los posibles métodos, se concreta la cirugía. La técnica consiste básicamente en reposicionar las capas musculares, la piel y la grasa, retirando el tejido sobrante mediante una incisión que habitualmente comienza en la zona de las sienes (oculta por los pelos), se extiende al interior de las líneas naturales que existen en la oreja y continúa alrededor del lóbulo, detrás de la oreja y del cuero cabelludo. De esta manera las cicatrices quedan perfectamente camufladas. Cuando el cuello necesita un tratamiento especial, es necesario realizar una incisión justo debajo del mentón.

 

Además de la piel, la acción quirúrgica se concentra sobre las estructuras musculares, óseas y grasas de la cara, lo que permite conseguir unos resultados iniciales más naturales y más duraderos a medio y largo plazo.

¿Quién requiere el tratamiento de lifting facial?

Los candidatos ideales para someterse a un lifting son aquellas personas cuya cara y cuello comienzan a “caerse”, pero cuya piel conserva todavía cierta elasticidad. En definitiva, con el paso de los años cualquier persona puede optar por someterse a un tratamiento de lifting facial.

¿Qué cabe esperar en el postoperatorio del lifting facial?

El paciente sale del quirófano con un vendaje que rodea la cara y con los ojos cubiertos por gasas. Todo ello se mantiene durante 24 horas. Antes del alta hospitalaria, que habitualmente se efectúa a las 48 horas de la intervención, se retiran los drenajes.

 

Después de un lifting, el rostro presenta un aspecto más o menos hinchado en función de la intervención quirúrgica realizada y de las características propias de cada paciente.

¿Cuándo podré ver los resultados definitivos del lifting facial?

Los resultados son muy satisfactorios y duraderos, aunque no son visibles de inmediato. Hay que tener un poco de paciencia para empezar a ver una mejoría clara y notoria. Las cicatrices del lifting quedarán disimuladas detrás del pelo y en los pliegues naturales de la cara. Irán disminuyendo con el tiempo haciéndose cada vez menos visibles.

Otras consideraciones sobre el lifting facial

¿Está buscando una clínica especialista en lifting facial en Valencia? En nuestra clínica de cirugía plástica y medicina estética DRJM en Valencia, estamos abiertos a cualquier consulta. Te ofreceremos toda la información que necesites, mostrándote fotografías del antes y después de la intervención, y resolveremos todas tus dudas acerca de los tratamientos.

 

En caso de ser necesario, te mostraremos el resultado aproximado de la intervención mediante un programa de simulación virtual, ayudándote a determinar qué es lo que buscas con la operación.

 

Si necesitas saber más sobre nuestros tratamientos de lifting en Valencia, estamos a tu disposición. Contamos con una larga trayectoria con un porcentaje altísimo de casos de éxito y un equipo con amplia formación en distintas especialidades.

En esta consulta y desde nuestra clínica de cirugía estética en Valencia te informaremos también sobre los precios y modalidades de pago.